PRINCIPIOS ANTIAUTORITARIOS

  • Principios antiautoritarios
  • ¡Que es el autoritarismo!
5/5

Dentro y fuera de las escuelas el autoritarismo es un sistema de represión y una doctrina en las que todas las actividades de una sociedad están sometidas a los fines de sus autoridades y de la ideología totalitaria dominante, como también así la personalidad que rige el poder y orden a sus semejantes.    

  • Libre
  • Crítica
  • Integral
  • Equitativa
  • Transformadora

La enseñanza ha de traducirse en el sacrificio progresivo de la autoridad en beneficio de la libertad. Entendemos, por tanto, que todos los modelos educativos inspirados en principios de autoridad, coacción o represión ya sean directos e indirectos deben ser sustituidos por modelos centrados en la libertad, confianza y respeto a la personalidad de cada individuo.

No hay educación neutral, por ello los proyectos pedagógicos deben comprenderse sobre una escala de valores que le den coherencia y se reflejen en la vida cotidiana y en la propia organización de la enseñanza y no sólo en grandes declaraciones de principios. En este sentido, han de contra proponerse  otros valores a la escuela autoritaria y liberales destinadas a la reproducción de valores dominantes, como también a la formación de "buenos ciudadanos".

La educación integral no significa una acumulación forzada de un número infinito de nociones sobre todas las cosas. Es necesaria la formación permanente, pero no para convertirla en un mercadeo perpetuo de la educación. Siendo el aprendizaje más productivo el autogenerado, se ha de ser frente o triunfar sobre nuestra interminante marcha atreves de las instituciones educativas. No ha de convertirse en la creación de nuevos negocios alrededor de la información. 

Todx individux debe tener acceso libre y equitativo al aprendizaje sin distinción alguna, pues cada individuo es un ser potencial para la transformación social, por tanto debe obtener los mismos recursos para elevar su auto conocimiento, tanto dentro y fuera de la educación.

La enseñanza es un espacio de transformación social. Se ha de apuntar por tanto, hacia una pedagogía que instruya individuos libres y autónomos. Desde la enseñanza tradicional se han impuestos modelos orientados a conservar las instituciones del estado y por tanto formando individuos estrictamente adaptados a la estructura social establecida. Se les enseña a ser buenos ciudadanos, en lugar de prepararles para cuestionar un orden injusto y desigual.